13 nov. 2012

Primer Concurso de Lectura "Personajes Literarios"


El Programa Nacional de Salas de Lectura,
 H. Ayuntamiento Constitucional de Poza Rica y
 Casa de Cultura
 INVITAN
al “Primer Concurso de Lectura Personajes Literarios”.
Miércoles 5 de Diciembre a las 12:30 Hrs. Pérgola del Parque Juárez.
No faltes consulta las bases en www.pozaricaveracruz.gob.mx
http://www.pozaricaveracruz.gob.mx/Joomdla--/images/stories/pdf/convocatorialectura.pdf




11 nov. 2012

Al abrir los ojos me encontré en un salón amplio, muy amplio con grandes columnas ahí tres amigos colgaban adornos para una fiesta... Me acerqué despacio, en silencio -¿Y Szív? preguntaron, - No lo sé, hace rato que no la veo.

  Entonces, notaron mi presencia y saludaron. Uno de ellos sintió algo raro al verme y comentó
 -¿Es Szív?.

 En ese momento mi imagen desapareció. Ahí recordé todo: los amarres, la silla de ruedas, el lago... un carro a gran velocidad...oscuridad.

Szív Márquez.

3 oct. 2012

Lluvia



Hubo un tiempo de sed, tierra resquebrajada, de fuego y humo.
El azufre flotaba en el aire entre la túnica de árboles.
Las nubes se tejían mientras el mundo cubría mis ojos con fuegos artificiales.
La asfixia era total: En los ojos sangre, en la boca flujo.

Un día cayeron hilos plateados breves, suaves, limpiando el azufre.
El murmullo de mi canto se mecía al compás de la lluvia
Llenan
do cántaros, moviendo molinos, susurrando entre canales.

Los ojos recobraron su pureza, el corazón olvidó.
El cielo murmuraba mi canto:
Soy Lluvia

Soy Lluvia

Lluvia…

Szív Márquez.

15 sept. 2012

La manta bendita.

Esto lo escribí entre el 2002-2003.  Tenía muchos horrores en la redacción, comparto.  Cualquier parecido con la realidad solo es coincidencia.

I

Desde lo alto

Desde lo alto se oye un grito. Un estallido irrumpe la calma, un estallido que rasga el alma.
Los ojos cansados observan, palpitan... las manos duras, toscas, destrozadas, furiosas.
El valor yergue el pecho, el valor yergue la vida. Una luz guía el camino, la libertad es el destino.

Correr de pies descalzos, pies cansados, pies heridos. Algunos en huaraches, de calzoncillo blanco, de arremangadas mangas con machetes y rastrillos. Los rostros fatigados sonríen al advertir el bello símbolo que une su ronco pecho al decir: ¡Viva la América!¡Muera el mal gobierno!

"¡Muera el mal gobierno! parece la manta repetir al ondear en la fría noche con aquél ronco latir.

II

Las tunas rojas marchitas al transcurrir varias lunas, bajo la manta bendita aquel grito aún escuchan.  Y la manta va tomando un color, color de sangre ante una y mil batallas de valor, honor y coraje.  Otras tunas rojas pronto, muy pronto se van marchitando aquél grito en el aire aún perdura y no se sabe hasta cuando.

Indios, mestizos y criollos en el campo se han unido, la sangre vertida en batalla en la manta se ha reunido. De pronto el sueño, de repente el milagro. ¡Fuera España! ¡Independencia! ¡El grito fue escuchado!

Y la manta se ilumina del color de la esperanza, la libertad, la fe, la vida, la unión de los mexicanos.

Aquellos ojos cansados, las manos duras y toscas saludan diciendo "Hermano, esto aún no ha terminado",  Y otra vez los pies descalzos, cansados, heridos, empolvados corren de un lado a otro, tropiezan de vez en cuando.

III

Bajo la manta bendita los ávidos ojos redondos y una voz  en  grito encierra aún el bello milágro. El ser alado levanta su bella faz majestuosa y la luz del sol le manda una sonrisa piadosa.

El corazón hecho tuna sobre la tierra prometida resplandece en la mañana de ésta mi tierra bravía. Y después de varias lunas, varios soles,otras luchas. Bajo la manta bendita las tunas aún se marchitan.
El ser alado levanta de pronto en el aire su grito, un silbido que recuerda la voz del primer estallido.

Y de nuevo aquellos ojos, pies y manos ya dormidos. Indios, mestizos y criollos despiertan a un solo grito.  Un grito que está en el aire recordando el surgimiento...

Libertad, Fe y Unión jurando ¡Bajo el Gran Manto Bendito!

Szív Márquez

El mundo perdido de Szív...

Y descubrí de pronto: El pan de cada día es precisamente sin sal ni levadura, mentirosos y ladrones viviendo como reyes, encarcelados quienes dicen la verdad. ¡Ah mi hermoso mundo perdido! El milagro es que aún creo en utopías... Cuánta razón tenías Kohélet!

6 sept. 2012

Y Me fuí...


Me fuí
entre aquellos ojos,
en el murmullo fácil
de sus palabras...

¿Quién ha quedado aquí?
¿Quién es ésta
que pierde de pronto
la voz?
¿De quién es el rostro?
No encuentro la sonrisa
Ni el brillo de la mirada

¿Asi es la vida?
¿Y dónde estoy?
Solo me envuelve
el silencio.

Se ha ido
mas allá del murmullo
del mar.
Allá, donde mis ojos
no pueden mirar
si hay cielo.
¿Importa si hay cielo?
Se llevó mi alegría
tambien el dolor...
¿Quién soy?
El dolor hoy ya no siento.

Y la vida...
¿Qué es la vida?
Puedo mirar al mundo
el sufrimiento...
¿Volverá algún día la alegría?
No importa.
Se ha ido...
No podré descubrir
una sonrisa en sus labios,
mirarme en sus mares
tocar su  corazón...

Jamás podrá leer estos versos.

Szív Márquez.




2 ago. 2012

Contra el mal de hojarasca

Quejido oscuro de grieta:

¿Cuándo terminará el fuego? Silencio. Dolor humeante.
¿Tendrás un poco de lluvia para compartir al mundo
reservada en algún frasco?
¿Una pizca en el bolsillo, en una flor, en tu coraza?
Necesito su pureza, para lavar un poco el alma.
¿Sabes tú dónde encontrarla?
La lluvia se ha escondido de esta realidad que asfixia.
¿Descansará en un sueño, privando de espejos veredas
y dejando ardiendo valles?


Te pido un poco de lluvia…
Es un remedio infalible contra el mal de hojarasca,
con un centímetro cúbico resplandecen mil rostros.
Dos, transforman las miradas.


Szív Márquez

9 jul. 2012

La última nube

Regresó por aquél túnel, abrió la puerta y en el mundo parecía haber transcurrido cerca de 20 años. Sacudió la cabeza, lo que para ella había sido un día eran muchos años más. Intentó adaptarse a su nueva condición, el entrenamiento de aquel día le servía y mucho.  Tenía que formar el rompecabezas una y otra vez. Cuando encontraba la pieza que completaba la última nube en el cielo, se movía la del pez en el mar. Se dio cuenta de que el mundo era un círculo, una continuidad. Ella estaba ahí atrapada intentando sostener el cielo y completar el mar.


Szív Márquez

19 jun. 2012

El Principito y los mapas

Hace unos meses conocí al Principito, un ser muy inteligente y alegre que vino en una misión secreta  a nuestro planeta.  Por circunstancias del destino me tocó acompañarlo en su travesía.
Una mañana, mientras buscaba en su mapa una dirección decidí preguntar a un vendedor que pasaba cerca  la ubicación de la calle que buscábamos, resultó que estaba a la vuelta de la esquina.  Este hecho no le agradó mucho al Principito,  ya que no lo había dejado utilizar el mapa.
Horas después  se quejaba de quedarse atrás mientras yo avanzaba pronto una pendiente, le dije –No hay problema si te pierdes sacas tu mapita y asunto arreglado. –Jamás hubiera dicho eso, se puso rojo como tomate, me miró como si con los ojos deseara descubrir mis pensamientos. Yo no pude evitar reír, primero por lo cómico de su rostro, después de nervios cuando observé que realmente estaba muy, muy molesto.  Regresé hasta donde se encontraba sin saber cómo pedir disculpas por mi comentario.   –Discúlpame, no lo vuelvo a hacer– Él no dejaba de mirarme fijamente –¿De verdad lo harías?¿Me dejarías aquí solo?–  contestó. Al mirar sus gestos, no pude evitar sonreír de nuevo, después de todo aquel ser mágico se mostraba un poco humano. Sin embargo  él tomó como burla mi sonrisa. Después de esto seguimos caminando en silencio.
Más tarde, nos perdimos al llegar a una calle sin salida, el Principito no perdió la ocasión para recordarme su mapa
 –Yo te ubicaría rápido, pero como no quieres que utilice mi mapa, lo haré con mi GPS.
 Y muy contento sacó su celular con GPS y empezó la búsqueda, desafortunadamente la calle que buscábamos aún no aparecía en el mapa satelital y tuvimos que volver a preguntar.  Cuando llegamos al sitio que buscábamos rápidamente sacó su mapa y quedé sorprendida: Tenía marcadas con puntos de colores cada una de las estaciones que habíamos pasado– Ya recordé que en el mapa este lugar no aparecía por eso hice la marca aquí– me comentó señalando un punto en la nada del mapa– ¿Ves? Aún no aparece en los mapas– ¡Wow! –pensé– Si Antoine de Saint Exupéry hubiera descrito este gusto del Principito por los mapas, me hubiera ahorrado uno que otro mal entendido.
Pasado el mediodía, el Principito quiso tomar revancha. Así me presumió su planeta: - En mi planeta no solo hay rosas, también hay árboles con flores muy bellas.  Y es más grande de lo que te imaginas, no es como el tuyo que parece tener una sola calle. Estoy decepcionado de tu planeta: una sola calle, ni siquiera tiene flores, con decir arriba llego abajo y visceversa.
Lo miré fijamente y no pude evitar sonreír comprendí que había estado en silencio durante horas meditando lo que habría de decir. Le dije- Ah, aun estas molesto por lo del  mapa. Pero lo que has dicho es cruel.  Retiro lo dicho sobre tu mapa.
Entonces, el Principito sonrió.   

Szív Márquez

5 jun. 2012

27 may. 2012

Como lluvia derramada a media noche

surgió mi ser vibrando con el oxígeno


Aromas  múltiples desarrollaron mis sentidos...
Sin recuerdo de estacas o piel desollada.


Aquel viernes 18 de marzo
mi alma estelar se encontró cantando
en este mundo.

10 may. 2012

Y quedé en silencio...

¿Dónde están aquellos versos

                              que hacían palpitar mi corazón?

Grité al viento mi dolor,
                                  solo el eco me respondía




Seguí unas huellas en la arena,
                         las frases escaparon.

Hasta que llegó la marea 
                          después...solo el murmullo del mar.



Y quedé en silencio...



30 abr. 2012

Una anécdota de infancia

En vacaciones mis padres solían dejarme en casa de mis abuelos, recuerdo que al terminar el periodo vacacional iban por mí. Entonces yo los pellizcaba, les jalaba los cabellos, la piel de rostro y brazos. Todo para asegurarme de que ellos eran realmente mis padres y que los extraterrestres no me los habían cambiado aún. 

Szív Márquez.

23 abr. 2012

Nuestro Universo es Infinito, nada es lo que parece...

El planeta no es tan grande como lo suponen mis sentidos, Italia no está tan lejos si miro un globo terraqueo, la ¿Patagonia?  tambien se ve cerca al sur. ¿Las nubes? Unos kilómetros arriba de mi cabeza y se alcanzan muy temprano cuando viajas a las seis de la mañana por carretera.  Mi cuerpo no es más que un conjunto de células entre las cuales hay cierto espacio. Soy un ser que de vez en cuando desaparece hecho polvo integrándose a la Tierra.  Y logro mirar,  gracias a la luz que se realiza en mis ojos. A pesar de esto soy aliento divino, herida de sol, estrella de un sueño, extensión de unos brazos, semilla y esencia de ideas,  herencia de mis ancestros, portadora de un lenguaje, camino y trasluz.  Y porque tú tambien eres aliento divino, herida de sol, estrella de un sueño te respeto  y porque también te desintegras de vez en vez fundiéndote en la tierra espero el mismo respeto. Pero cuando intentas pisotear  mi semilla,  apagar mi luz, dañar mi camino, me rebelo. Porque aunque en este infinito universo nada es lo que parece la realidad es que me gustan mis sueños, el espacio y el tiempo, asi  que  seguiré andando hasta que la Tierra reclame mi cuerpo y la luz de mi alma se reúna con el eterno.

Szív Márquez

6 abr. 2012

¿Es posible?

Encontrar un elemento químico
que desafíe la gravedad...

Tener una energía tan grande para llegar,
 por cielo y mar  hasta el otro extremo de la tierra...

Conjurar con mis versos
la realidad de tu alma.

Lanzar mi voz al universo
y mirar una nebulosa.

Conocer la inmensidad
sin sentir el menor  temor.


Szív Márquez






25 mar. 2012

Y a pesar del tiempo, existo.

Podría llamar a este texto, rompiendo reglas... que se quede así en crudo, como fue saliendo, hilándose entre sueño y sueño. Entre Déjà vu y misterio.


Camino, vagando entre escaleras de luz. De vez en cuando me atormenta el dolor.
Arrastro aún los grilletes de vidas pasadas. A veces  mi alma encuentra el acero
de los barrotes que la encarcelan.Me veo entre largos pasillos abriendo puertas de cristal,
entre escaleras de teatro y cine, escenarios que cierran y abren.

Vuelvo a comprar el boleto,
me encamino de nuevo al pasilloinicia la película una vez más.

Estoy aquí,  en la butaca mirando de frente mi vida repasando momentos entre polvo y sudor.
Una vez más salgo andando el pasillo,afuera, una gran fila espera entrar al espectáculo de luz y color.
Nada como el aire que suelta mi cabello,como la libertad de caminar,de Ser, estar en el sendero.
Estoy en un parque de diversiones dispuesta a disfrutar y sonreír.

Szív Márquez




21 mar. 2012

Tinta Azul

Sin soltarnos, vistiendo de lluvia, truenos, sueños y relámpagos.
Nos encontramos en el eco. Inmune, vaga el corazón de la Tierra.
Voces corren, sangran en tumulto. Pulsos fugaces golpean.
El mundo hoy viste de violencia. Noche, préstanos tu vestido de estrellas.

Día-sombra, grito, pesadilla. Buscando con fe una luz.
Allá, tras la montaña escarpada nos perdemos en el laberinto.
Blanco-negro, frío-calor, relampagueante rastro de sol.
En Dante, no solo el infierno existe, también se encuentra el paraíso.

Necesitamos crear un ciclorama color río, vital.
Y respirar el azur en nuestro espacio. Tiempo-sangre, tiempo-negro.
Manos sol, a derramar sobre esta historia un gran frasco color cielo.
¡Pintemos la noche de zarco, las voces de edén!¡Nuestro palpitar azul!


Poema antalogado en el segundo aniversario de Un Cafe con Literatos. Ediciones Pastora. Madrid (España) MMXI

17 mar. 2012

Es...


Desde el cielo hasta la tierra hay una fuerza viva
que da luz entre los hombres y descubre una sonrisa.
Como  pétalos vibrantes, viaja entre azules estelas
vive en el néctar de un sueño. Danza olas arriba. 


Es semilla y también sol en las ventanas de un niño,


ronda el mundo en ilusión, salta de suspiro en suspiro.

Abriga el corazón de una madre, el canto del ruiseñor.
Es jardín, fruto y sendero  armonía del corazón.


Szív.


23 feb. 2012

Estoy felíz, al final me animé y viajé a Cuba, donde Ediciones Pastora-Un café con literatos http://www.uncafeconliteratos.es/   presentaría diversas publicaciones dentro del marco de la Fería Internacional del Libro en la Habana.  Agradezco al poeta chileno Carlos Ordenes Pincheira http://www.carlosordenespincheira.com/   por haberme antalogado en "Desde el país de la infancia" y a Raquel Viejobueno Rodríguez  http://laspasionesdeladuquesa.blogspot.mx/   escritora y editora madrileña por considerarme dentro de la antología del II aniversario de Un café con literatos.

Quiero comentarles que el proyecto Un café con literatos me ha fascinado, tiene unas bases muy sólidas forjadas en la documentación, las presentaciones literarias se dan con una gran participación del público que asiste. Felicito a Raquel Viejobueno Rodríguez y a su gran equipo de trabajo por fomentar la escritura y lectura en varios países!!!Les comparto la foto al final de la tertulia  del 18 de febrero de 2012. 



De izquierda a derecha, Teresa Regla Medina, publicada en Ediciones Pastora, escritora cubana. Ana María Viejobueno Rodríguez, coordinadora de Un Café con Literatos en La Habana. Raquel Viejobueno Rodríguez, editora  de Un café con literatos  y Szív Márquez. 
De izquierda a Derecha Beatriz Celina Gutiérrez Gómez, escritora Cubana. Raquel Viejo Bueno Rodríguez, escritora y editora en Ediciones Pastora-Un café con literatos, Teresa Regla Medina escritora cubana y Szív Márquez.

12 feb. 2012

Natura

Abrió los ojos y la sorprendió el camino. Viajaba en un autobus rumbo a las montañas. El verde paisaje, el olor del viento, un lago a lo lejos le hicieron pensar que iba rumbo al paraíso, tranquilamente cerró los ojos y como si pasara de un portal a otro descubrió que todo había sido un sueño. Afuera llovía, un aire frío entraba a su habitación, cerró los ojos con la esperanza de encontrar de nuevo aquel portal. Los abrió, ahora estaba enmedio de un bosque. A lo lejos se escuchaba un crepitar de hojas que se fue acercando cada vez más y más. Hasta ella llegó una brisa y luego sintió un fuerte golpe, era un remolino tan grande que la levantó en vilo. Entonces se descubrió a si misma: Su cuerpo era extremadamente delgado y verduzco, una hoja de árbol.




Szív Márquez

15 ene. 2012

CUALQUIERA. Autor: Raquel Viejobueno Rodríguez.

Paquita cerró la puerta. Se había pintado los ojos, no mucho. Nunca le había gustado llamar la atención. Se tapó la mejilla llena de gritos con algo de maquillaje y salió a la calle. Pensó en sus hijos, en la comida que tenía que hacer y en la ropa arrugada que había salido de la lavadora. No quiso bostezar, le dolía la piel, el rostro, la mejilla, la vergüenza, el miedo, y porque no decirlo el alma.

Fue caminando pegada a la pared, sentía vacío y una gran inmensidad hacia todo. Se sentía pequeña. La noche anterior había sido como otras muchas. Los niños lloraban y la sangre se le amontonaba en la cara, en los brazos. El vacío de la mano cerrada le comía la vida

Cruzó la calle y se acercó hacia un grupo de gente que revoloteaba en torno a alguien en el suelo. No quiso mirar. Lo hizo.

Los ojos se le tornaron grises, huecos. Se vio a ella misma muerta, entre un charco de sangre. La mano cerrada consiguió su presa.

Siguió andando, se mordió el miedo y el llanto. Quiso gritar y se quedó muda. Pensó que mañana la esperaría el charco de sangre

7 ene. 2012

INVENTO CELESTE. Autor: Carlos Órdenes Pincheira


De “La patria que no tenemos”



... Un aire violeta sobre la ventana: me despierta.
¿Habrá nuevas rutas
para saber si todavía el corazón canta desde su herida?
Pesados párpados sobre la ilusión de la luz,
pasos arrastrantes dolorosos.
Mano sobre el pecho,
quizá no debí despertar: más allá de este instante
hay fauces de acero, miradas de hojalata...

El mundo corre tras la fragilidad del menos afortunado.

El día entierra saetas,
la noche
tiene la virtud de encerrarme dentro de una burbuja...

Seguiré diciendo
que el amor es un invento celeste
para sostener las hilachas del último encuentro...