11 ago. 2011

El silencio

Cierra los ojos. Calla. Aventúrate en el silencio, descubre su textura al final de un eco. Siente como se convierte en susurro, miedo, alegría, sorpresa. Advierte como se va  transformando hasta lograr arrebatarte hasta el cielo o  bajarte a la profundidad de un abismo. Intenta mirar su color en lo alto de una montaña, entre las olas del mar. La intensidad es variable va del blanco al negro y viceversa, su gama es multicolor y de forma indefinida.Lo encontrarás suspendido entre los pensamientos columpiándose de palabra en palabra como  lo hace enmedio de  las notas musicales.  Puede servirte de pared ante palabras necias. Dicen que tomar una taza de té  de silencio de vez en vez ayuda a mejorar tus decisiones. ¡Cuidado! no es bueno abusar de él su adicción podría tener nefastas consecuencias. Se cuentan muchas historias del silencio. Te diré solo una más: Al nacer nos lo entregan en una cajita pequeña cuyo exterior trae la leyenda ¡IMPORTANTE! MANÉJESE CON CUIDADO. ESTE PRODUCTO PUEDE EXPANDIRSE O REDUCIRSE SEGÚN SU USO. SE RECOMIENDA UTILIZARLO DE FORMA MODERADA.

Hoy te regalo un silencio color de suspiro.


Szív Márquez