25 dic. 2014

Silencio.



Silencio.
Escucha el rumor del mar, las olas saltando en la eternidad de los tiempos.
Sólo las aves entienden la voz que existe bajo el constante vaivén.
El horizonte es un lugar inexplorado, espejismo multicolor.

Silencio.
Un cielo despejado, el oxígeno entrando en cada orificio de la piel.
Entre las rocas, los caracoles atrapan en su espiral la infinitud de los tiempos.
Evolución que continúa su marcha, lenta y firme. Polvo milenario.

Silencio.
El viento canta, la atmósfera atrae las notas del universo, modelando cada parte de la geografía del planeta. Entre los árboles la armonía se acentúa.
La energía fluye en cada instante. ¡Hay vida! Silencio…


Szív Márquez

Texto publicado en la Revista Trazluz vol. 9