26 jul. 2013

Había sido un sueño, estaba totalmente segura.  Sonrío divertida un rato hasta que vio el cuaderno con instrucciones escritas sobre la mesita... su corazón se aceleró.

Szív Márquez

25 jul. 2013

LEÍDO EN UN LIBRO DE HISTORIA GALÁCTICA EN EL PLANETA VENUS.

Hace 13,000 años, en medio de una guerra mundial que acabó con la mayor parte de la población del planeta Tierra, los hombres descubrieron el elemento X.  Con el tiempo aprendieron a utilizarlo e inventaron naves para surcar el universo.

El elemento X es de una sensibilidad extrema, incompatible con acero u otro metal, solo funciona con elementos orgánicos esencialmente con madera de pino, de ahí que en la mayor parte de los planetas actuales exista este tipo de flora. Gracias al elemento X el hombre pudo desafiar la gravedad, al combinarlo con la sustancia omega encontró la forma de respirar fuera de la superficie terrestre.

Las primeras naves para surcar el cielo tuvieron estructura de barco, en forma de góndola como la que se muestra en el museo de historia interplanetario en el planeta M7135ZV 

Una de las primeras vías que abrieron, los llamados exploradores del universo (hombres encargados de experimentar con el elemento X) fue poblar la luna, un pequeño satélite situado cerca de la Tierra. Con el tiempo, miles de naves salieron de la Tierra y se distribuyeron por toda la galaxia. De ahí que el nombre de Vía Lactea (como la llamaban sus antepasados) haya cambiado al de Galaxia de X.

Szív Márquez