23 dic. 2013

Independientemente de la religión y el nacimiento de Jesús. Hoy mirando una imagen del pesebre pienso... quizás celebramos la navidad porque tenemos la necesidad de evocar nuestra parte divina, esa que existe en cada corazón: bondad, tolerancia, paz, amor, dicha... Es el recordatorio: somos más que violencia y egoísmo, quizás debemos mirar más el cielo y buscar la estrella con más luz a fin de... traer a la memoria el recuerdo de lo que somos: Polvo de Estrellas... Quizás sea hora de buscar en los demás el brillo, la luz...¿Acaso no celebramos en Navidad la Vida? La vida, el nacimiento del ser humano como un regalo. Entonces todos somos un regalo y al mismo tiempo todos hemos recibido un regalo, un Gran Regalo: La Vida!!! FELIIIIIIIIZ NAVIDAD A TODOS!!!

Szív Márquez.

    Imagen tomada de google.

19 nov. 2013

Apenas ¿hoy? ¿ayer?...
antes tenía que comprender
el mar, la lluvia,
el claro y oscuro.

La nada... el todo.

Duele... porque la muerte
siempre duele.
No podré decir
que estoy de luto.

Szív Márquez.
----------
Horal. Jaime Sabines.

El mar se mide por olas.
El cielo por alas,
Nosotros por lágrimas.

El aire descansa en las hojas,
el agua en los ojos,
nosotros en nada.

Parece que sales y soles,
nosotros y nada...



3 nov. 2013

2 de Noviembre


 Don Francisco contaba alegremente su recorrido de día de muertos
-Esa diputada, ni para cuerdas nos dio. Pero eso si, buena para tomarse la foto con el grupo. Mañana saldrá en el periódico: "Gastaron tantos pesos rescatando las tradiciones", vieja tonta, ni supo lo que bailó...

-¿Y qué bailó?- Preguntó su esposa
-Pues el Xantolo
-¿Eso es malo?
-Cuando se bailan los versos originales sí.
-¿Y tú sabes los versos originales?
El hombre asintió con la cabeza, mientras hacía un manoteo con las manos-malo, eso es muy malo… lo aprendí de joven con un brujo. Ayer mientras bailábamos llegó una bruja, lo sé por qué nos pidió específicamente esos versos… a mi no me gustan, yo bailo la Malinche no esas cosas-decía mientras secaba el sudor de la frente con un pañuelo- puso a bailar al presidente, regidor, diputada… malo, muy malo…luego nos invitó a cenar el día de hoy, le contesté que teníamos que bailar primero en el Cristo Redentor, que se nos haría tarde pero me contestó que a media noche estaba bien.
-¿Bailaste en el cristo?
-No, le dije a los muchachos que estaba cansado… preferí venir a casa, ya nadie fue… Eso que cantamos anoche es malo, muy malo- murmuró mientras se dirigía a su habitación.
Afuera, el aire frío de media noche ese 2 de noviembre era acompañado por un ladrido de perros y maullar de gatos…

Szív Márquez.

29 oct. 2013

SILENCIO...

Silencio dice el viento en el vuelo de una hoja.
Gritos de multitud perdiéndose en cada paso.
Silencio dice el ave en lo alto de un edificio.
Las montañas no meditan entre tanto pavimento.
El cielo encerró sus primaveras.
La tierra escondió sus misterios....
El mar enfureció guardando sus secretos.
El humo tóxico ha llevado entre laberintos millones de cuerpos.
Tropiezan, se caen, no se encuentran.
Silencio...silencio... dice el árbol, cuenta el río.
Silencio... silencio... sonríe la vida, grita el pan, murmura el vino.


Szív Márquez

20 oct. 2013

TEXTO DE JORGE ADALBERTO SALINAS MIROS.

LES COMPARTO UN BELLÍSIMO TEXTO DE JORGE  A. SALINAS MIROS. Mediador del PNSL:
 
 
Los gansos de temporada.
Para todos aquellos,
Que valoran el amor todo el tiempo
y no por temporadas.


Nunca imaginé, que esa mañana, muy cerca de los pies de aquella majestuosa montaña, rodeada de árboles, cañadas y vertederos de agua cristalina. Y lo ancho de aquel lago, que hacia las delicias de hogar y reposo de aves que venían de muy lejos, cambiarían mi vida de una manera que quedaría m...arcada para siempre.
Fue la primera vez, que bajo los primeros rayos, del amanecer de esos días de enero, el frío calaba hondo y en cada dentellada, mis manos aprisionaban más, lo robusto de mis brazos.
Tras verme retirado del lugar donde trabajaba, realice un pacto que quedó sellado para siempre con la madre naturaleza.
Puedo considerar, que esa, había sido la mejor inversión de mi vida, y opte, por alejarme del bullicio de la ciudad y de las personas.
Era el lugar perfecto, para crear manchones de óleo, y la bien estructurada fuente de inspiración para declararle el amor a la naturaleza a través de una poesía.

Esa mañana, en el lago, se había desatado un gran concierto de elegantes, finos y majestuosos GANSOS. Alardeaban creo yo, sobre como decidir por el futuro de uno de ellos. Lo tenían rodeado. Unos aleteaban, otros graznaban mientras que los demás observaban o simplemente se zambullían.
El asunto, era delicado para aquel triste y digno animal. El cual yacía de lado, con un ala totalmente quebrada. Victima tal vez de los disparos de un ambicioso cazador.
Total, que dejé lo que estaba haciendo y me llamó la atención, aquel desprotegido animal.
Pudo haber sido el destino, el que también sellaba una cita con esa ave. La cual, no se inmuto siquiera, cuando yo me le acerque. Despedía un halo de ternura y entre su mirada, pude sentir, que su dolor era insoportable. Sangraba y parecía que todo para el desaparecería. La parvada sobrevolaba los alrededores y los graznidos emitidos por ellos, podían decirme que lo ayudara.
Ese día logre entender lo maravilloso y mágico del amor, en completa soledad y alejado de la civilización, había llegado a mi vida un ser que venia de lejos cansado y abatido no tanto por la inclemencias del tiempo, si no por aquella crueldad con que había sido derribado. Por las mismas manos de un hombre diferente a mi.
Comencé por atenderlo, limpie su herida la cual siempre mantuve aislada de todo. su recuperación fue favorable y poco a poco, los días iban pasando. Tuvo la oportunidad de volver a ver los cielos, sentir que el aire golpeaba su plumaje y que en cada sobre vuelo de cualquier ave, el alzaba su vista, como añorando los días felices y llenos de gloria cuando el todavía volaba.
Tuvo que adaptarse a lo terrestre y solo permanecía parado, con la vista perdida en el horizonte. Sentía que su mirada denotaba tristeza y nostalgia. Quizás por no haber tenido la oportunidad de emigrar con sus hermanos, quizás también, por la sensibilidad de sus heridas y por creer tal vez, que jamás y nunca volvería a volar.
Un año, fue suficiente para que ese ganso me robara el corazón. Todos los días a muy tempranas horas de la mañana alegaba con su graznido que era la hora para levantarse. Y que también había que darle de comer.
Compartimos los mejores momentos, disfrutamos los mejores amaneceres con sus atardeceres viví de maravillas una primavera totalmente floreciente, un candente y ardiente verano, un elegante y señorial otoño, un frío pero abrasador y gélido invierno el cual seria el ultimo que gozara con el. Pues en la próxima primavera, volvería a ocupar su lugar en esa formación en V.

Quizás, no lo se, pero, me daría gusto de volver a verlo, la próxima temporada volando al frente de la parvada como todo un líder.
Y que el graznido de él, lo distinga de los demás así sabré, que de verdad ha vuelto
Para llenar mi vida de motivación y esfuerzo. Por eso, enero, será la señal, de que ha llegado la temporada de gansos.

Jorge A Salinas Miros.

16 oct. 2013

Sueño

Al amanecer descubrió el principio del todo y la nada. Siguiendo  unas huellas encontró el gran espejo de agua. Cerca, muy cerca... el reflejo se perdió en sus ojos. Un sueño de corales se hizo realidad...

 

27 sept. 2013

Eternidad...


- ¿Cuánto tiempo llevo recorriendo universos?Una eternidad, soñando entre nebulosas y planetas. ¿Cuántas vidas llevo en el mundo? Quizás solo dos... el cuerpo parece acoplarse por fin a mi centuria de años.  Desde aquí voy mirando aquello que ya he vivido,  las frases escuchadas, situaciones que parecen repetirse...

 Una lágrima rodaba del rostro de la anciana. Eran sus últimos instantes...- y si me devolvieran la vida, regresaría con gusto a este mundo... hay tanto en la naturaleza qué agradecer...- el aire se escapaba, la voz era casi inaudible, cerró los ojos, una constelación pronto sería descubierta: hacía falta una estrella.

21 sept. 2013

Noticias del reino.


Un grupo de murciélagos desplegó sus alas
y el cielo se tornó oscuro.

El pintor derramó su copa de vino tinto sobre la tela,
y una plaza se tiñó de rojo.

Movieron a los peones en el ajedrez,
y dos se comieron las blancas torres.

Los dragones en cautiverio escaparon.

El rey ha declarado su reino en paz y prosperidad por los siglos de los siglos.

Szív Márquez.



 

Desierto.




Mis sandalias se desgastan,
atrás quedan los reptiles, poco arbusto.
No tengo brújula pero sé que la dirección es correcta.

Granos de arena hundiéndose bajo mis pies,
los pasos son cortos, pocas huellas has dejado.
El sol domina cegando mis ojos.

Allá tras las dunas se observa un fresco paraje.
Las nubes sonríen, una tortuga juega el maratón con un conejo.

Szív Márquez.



 

10 sept. 2013

Observó detenidamente el calendario ¡Suspiró! Las dudas se alejaron. Tanto transitar por el laberinto universal para encontrar época y lugar correctos. ¡Por fin! Tiempo, espacio y materia coincidían.

Szív Márquez

9 sept. 2013

Blog de lectura en construcción...




Estoy iniciando un blog donde compartiré las imágenes de las actividades que he realizado fomentando la lectura desde el 2009.

Este es el link por si desean visitarlo:  http://szivmarquez.blogspot.mx/

2 sept. 2013


No puedo decir que estoy de luto
aun cuando te has ido
tu hijo, mi padre,
ha dicho que la muerte es solo un paso
algo natural en la vida.
Los seres nacen y luego mueren
es un ciclo continuo...
Pero qué podría decir yo a ti
que viviste aquella Revolución del país...
Tú que libraste mil batallas
hasta el final de tus días...
Estarás mejor en tu cielo,
en mi sangre tu recuerdo.

Fue un orgullo ser tu nieta,
llevar en mi sangre tu ADN
Vives en mi...
en el hacer de mis manos,
mi sed de aprendizaje...
quizás algo tuviste que ver
en la creación, la armonía y la poesía...

¡Felíz viaje mi querida abue!

QEPD   L. Márquez

Szív Márquez


 

26 ago. 2013

Todo es relativo...

Todo es relativo
como el sol y como el río,
la salud y enfermedad,
el enojo y la alegría.
Aún así,  cada día logras capturar un instante,
atrapar la imagen de un microsegundo.
Aprisionar el agua de la vida
sus sonidos y colores.

Pero...

Todo es relativo
como el sol y como el río,
la vida y la muerte,
la luz y la oscuridad,
Aún así, cada día logras capturar un sueño,
atrapar la melodía de tu propio canto.
Aprehender el tiempo
su tic-tac y la esperanza.

Pero...

Todo es relativo
como el sol y como el río...

Szív Márquez

25 ago. 2013

Agradecer...

Agradecer quizás... la fuerza que llevamos dentro para no dejarnos caer.
Agradecer quizás... ese giro de la vida donde existe el todo y la nada.
Agradecer quizás... la perpetuidad de cada uno de mis ancestros en cada parte de mi ser.
Agradecer quizás... por esas alegrías guardadas en la memoria, por el canto y la música.
Agradecer quizás... por ellos, los que hoy no están y cuyos recuerdos quedaron fijos en la memoria.
Agradecer quizás... que la vida continúa (en ocasiones hay sólo un paréntesis, sólo un respiro)
Agradecer quizás... por la mano del destino cuando todo parece perdido.
Agradecer quizás... la fuerza vital que nos une, alimentando el espíritu.
Agradecer quizás... por las noches llenas de estrellas, los días soleados, el viento, la lluvia.
Agradecer quizás... por tu existencia, la mía, la de todos, en este pequeño planeta ante la inmensidad del universo.
Agradecer quizás...

Szív Márquez




10 ago. 2013

Hablando de cuentos...




 

Hace unos días leí el cuento Historia de un niñito bueno. Historia de un niñito malo de Mark Twain.  (Si tienen un Paralibros cerca ahí lo pueden encontrar).  Es un libro que causa conmoción la primera vez que se lee. Decir que a los niños buenos les pueden pasar cosas malas y a los niños malos pueden pasar cosas buenas  es algo que hasta hace algunas décadas no se enseñaba  fácilmente en nuestra cultura adoctrinada, acostumbrada a ver lo blanco, blanco y lo negro, negro. 

Leyendo la reseña del libro, el lector no puede más que estar de acuerdo. “Así es la vida” dice el autor, no siempre a las personas buenas les ocurren cosas bonitas y a las personas consideradas malas les ocurren solo cosas malas.  Tiene que ver más con lo real, lo que vivimos a diario.

Recordando los cuentos originales y la forma como Disney los ha maquillado viene a la mente la realidad que no es tan hermosa como la cinematografía la ha dibujado.  Los malos momentos forman parte de la vida cotidiana, solo que la sociedad se ha esforzado en mostrar  solo la parte  “bonita  y bella” negando esa otra realidad con la cual convivimos día a día.  Se ha llegado al punto de tratar de inhibir el dolor, el sufrimiento  eso se observa en las series de TV, al antagonista por lo general le va mal y siempre hay algún héroe rescatando una doncella.  Se busca el escape de la realidad:  Videojuegos, pastillas, drogas... con tal de evitarla.

Niño bueno, niño malo nos recuerda el origen de los cuentos. No como un choque de ideas sino como en aquellos tiempos en los cuales éstos ejercían un papel en la educación de los niños acercándolos a lo que podrían vivir más adelante. El cuento nos lleva a reflexionar acerca de nuestra realidad, se necesita valor para afrontar la consecuencia de los actos pero también para disfrutar y vivir cada día sea blanco, negro o gris con todos nuestros sentidos. Al final quienes habitamos el planeta no somos ángeles ni demonios o extraterrestres simplemente seres humanos. 

Soneto















Cuando la puerta abrí, miedo tenía.
Un suave algodón derretía el cielo,
la montaña al fondo invitaba al vuelo.
Muerte o Libertad:¿Cuál prefería?

Una voz de pronto me detenía,
fatalidad, agonía o celo.
Negándome a seguir a ras del suelo
los oídos cerré. ¡Oh alma mía!

Tres sueños realicé en breve espacio.
Más puertas abrí, hallé un camino:
Una llama interior color topacio.

Suspiro al mirar el sol matutino,
hoy muero si la arena cae despacio
por alcanzar estrellas ¡Tras mi sino!
                                                                                                           
                                          Szív Márquez

9 ago. 2013

Kenningar al revés.

Evaus nódogla,  a  secev aroll, a secev on. (al ebun)

Euqot ed apra  odnacrus le oleic. (Otnac led orajáp)

Amall asoroma odnatrepsed la abla. (Recenama)


                                                          

                                                                 Vízs  Zeuqrám /Szív Márquez 

29 jul. 2013

Búsqueda.



Necesitaba una historia, era urgente. Buscó entre los callejones y  luces de los edificios,  no había nada ahí. Subió a la montaña y con un telescopio buscó un personaje en la constelación de Orión.  No, ahí no estaba su historia. Compró un bote y navegó durante tres días, se sumergió en las profundidades del mar, buscó entre los corales, estrellas marinas. Encontró incluso una ciudad sumergida... No, tampoco tejió una historia desde ahí.  Regresó a su cabaña un tanto desconsolada... encendió un candelabro y fijó su vista en la llama. De la misma salió una chispa azul que saltó a su corazón... la historia estaba en aquella flama.

Con la luz encendida


 
   Miriam era una joven de 22 años, delgada, de ojos grandes y chispeantes. Jamás la habían asustado historias de duendes, brujas o hechicerías. Estaba acostumbrada a creer sólo aquello que sus manos podían tocar y sus ojos ver.–¡Eso no existe! Son cosas que están en la mente- comentaba si alguien le hablaba de algún demonio en particular.
   Jamás hubiera imaginado que sus ideas estaban a punto de cambiar. Bajó del autobús maleta en mano, observando las casas hechas de barro y piedra, el pueblo tenía una sola calle, la subió  buscando la dirección que traía anotada.
   Aquella era la primer noche que dormiría en la casa de huéspedes; único lugar que había encontrado disponible el viernes anterior al llegar al pueblo como maestra de la escuela primaria.
Suspiró al mirar las pocas estrellas en el cielo, de pronto  se estremeció,  el aire había rozado las ramas de los pinos que estaban en el patio de la casa, el sonido que emitían era muy parecido a un grito callado y doloroso lo cual daba una atmósfera lúgubre al lugar. Sonrió- “un simple quejido de aire”- pensó.  Después de saludar a Doña Jacinta, dueña de la casa,  acomodó algunas cosas y colgó el rosario con cuentas grandes en la pared que daba a la cabecera de la cama, cansada se  durmió olvidando el sonido y la fría noche.
   Así transcurrió un año sin complicaciones. Tiempo durante el cual la joven había ganado la confianza de los dueños de la casa. Un par de ancianos que la consideraban ya como una hija.
   Un día, al regresar del trabajo se asombró al mirar su rosario roto y las cuentas regadas por toda la cama. Supuso que Mireya, la nieta de los dueños de la casa había entrado al cuarto molesta por las atenciones que sus abuelos tenían con Miriam.
   Le mostró el hecho a Doña Joaquina,  quien haciendo la señal de la cruz aseguró que no había duplicado de llaves y que era imposible el hecho de que alguien hubiera entrado a la habitación. Miriam no creyó el argumento y ese mismo día cambió el candado del cuarto que habitaba.
   Eran finales de noviembre, la noche tan oscura y fría, con el viento silbando entre los pinos como rumor de grito doloroso y callado parecía presagiar algo.  Miriam dormía como era su costumbre boca arriba y con una cobija tapando su rostro. De pronto sintió una brisa fresca en la cara; abrió los ojos y vio de frente la pared, estaba muy cansada e ignoró el hecho.  El viento continuó golpeando su cara, cosa rara, tenía la certeza de haber cerrado la ventana, no existía algún resquicio por el cual se pudiera colar un aire tan frío.
  Dispuesta a buscar el origen de aquella brisa abrió los ojos, de pronto ya no sentía el aire… su asombro no tuvo límites al mirarse fuera de su cuerpo.  Podía ver sus pies, tapados con la cobija; la mesita de noche con los perfumes. Acercó sus manos para confirmar que realmente era como un ser suspendido fuera del cuerpo. Intento girar para acomodar cabeza con  cabeza y pies con pies.   “Esto no puede ser” pensó, cerró los ojos con fuerza y al abrirlos de nuevo habitaba su cuerpo.
  Al día siguiente pensó que todo había sido un sueño, y decidió olvidar el hecho. Grave error, tres noches después volvió a ocurrir lo mismo, solo que ésta vez al verse fuera del cuerpo advirtió muy cerca de ella una presencia que no podía mirar.   Un sentimiento de extravío la invadió.  Cerró los ojos y pensó en aquella oración  aprendida de niña: “Padre Nuestro que estás en los cielos...” Al instante abrió los ojos, sus brazos estaban cruzados sobre el pecho, ella boca abajo.- ¡Qué extraño!- se dijo- Siempre duermo boca arriba...
   Decidió no contar lo que para ella era solo una pesadilla. Intentando olvidar el asunto pensó que el trabajo la había agotado y todo era producto del cansancio.  Esa noche, antes de apagar la luz sintió un escalofrío recorrer su piel, era un hormigueo que empezaba en los pies y subía lentamente por su cuerpo hasta llegar a los hombros acelerando su corazón. Tomó aire y sacudiendo la cabeza dijo-¡Tonterías!, sonrió al darse cuenta que lo había dicho en voz alta.  Apagó la luz y se dispuso a dormir.
   Aún sin proponérselo la invadió el temor de cerrar los ojos, por lo que se mantuvo despierta algunas horas intentando no pensar. No se dio cuenta del momento en el cual los cerró hasta que sintió de nuevo aquella brisa fría tan familiar en el rostro. “No de nuevo”-pensó y abrió rápidamente los ojos pero ya era tarde, de nuevo su cuerpo yacía debajo de ella y entre la oscuridad que la rodeaba sintió de nuevo aquella presencia observando. Un miedo enorme se apoderó de su ser. De pronto se preguntó dónde estaba la puerta para volver al cuerpo. ¿Por qué estaba ella ahí? ¿Cómo esconderse de aquella presencia que no podía ver pero sabía la observaba? Recordó la noche anterior, y volvió sobre la oración realizada: “Padre nuestro que estás en los cielos…” su terror llegó al límite cuando escuchó claramente como si un grupo de niños en coro repitiera en son de burla lo que ella decía: “Padre nuestro que estás en los cielos…” miró a su alrededor, una vasta oscuridad y en medio aquel ser que solo podía percibir, el temor de sentirse atacada de un momento a otro la llevó a cerrar los ojos con fuerza para decir: “Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre…” , escuchó de nuevo el coro de niños repetir en son de burla: “Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre…” en medio del horror exclamó: ¡Dios único creo en ti, sólo tú puedes sacarme de aquí! Al instante sintió como su alma se proyectaba hacia su cuerpo. 
   Al despertar observó que sus manos estaban cruzadas sobre el pecho, con el cuerpo boca abajo.  Se levantó rápidamente, encendió la luz. Pasó la madrugada orando. Durante las siguientes semanas solo durmió de dos a cuatro horas diarias.  Antes de hacerlo se aseguraba de encender la luz y dormir boca arriba para lo cual se enredaba el cuerpo en una sábana de manera que los brazos quedaran a los costados y fuera del pecho. También consiguió una biblia y agua bendita que regó por las cuatro esquinas de la habitación. Sólo así logró dormir tranquila.

    Pasaron semanas, meses. Ya empezaba a olvidar  las pesadillas, dormía de nuevo con la luz apagada y las sábanas sueltas cuando una noche soñó que estaba en otro cuarto de la misma casa observando una pared llena de fotografías viejas.  De pronto a la puerta llegaba una chica de su edad y le preguntaba:¿Y tú qué estás haciendo aquí?- Miriam contestaba  -¡Nada! Solo rento una habitación. La chica molesta, decía-¡Pues no tienes nada que hacer aquí! ¡Ellos son mis padres, míos y solo míos!  En ese momento las imágenes de las fotografías empezaban a moverse.  Miriam despertó asustada.
   Recordó que en el pueblo todos pensaban que era hija de Don Jacinto y Doña Joaquina, incluso ellos mismos así la presentaban ante familiares y conocidos.   Esperó la tarde para platicarles aquel sueño. Los ancianos se miraron sorprendidos al escuchar su relato. Después de unos momentos,  Don Jacinto rompió el silencio para preguntarle cómo era la muchacha del sueño –Más o menos de mi edad- dijo Miriam, cabello oscuro, morena, delgada, de ojos oscuros.
    Entonces Doña Joaquina le dijo- ¿Sabes? Nosotros tuvimos una hija que ahora sería de tu edad. Solo que murió poco después de nacer. Por eso te decimos “Hija”.  Tú nos las recuerdas mucho. Murió aquí, en ésta casa.
   Miriam escuchaba atenta sin salir de su asombro, éste se transformó en horror al ver que la fotografía  detrás de Doña Joaquina  comenzaba a moverse, así como los demás cuadros de la casa. Un eco de voces infantiles gritaban:¡ Ellos son mis padres!¡Míos, sólo míos! Huyó a su cuarto seguida por el coro de niños. Entrando a la habitación miró su cuerpo, en esos momentos un médico le cerraba los ojos.
   Los vecinos cuchicheaban que para entrar habían tenido que forzar primero la ventana, solo de esa forma lograron abrir la puerta.
   Alcanzó a ver a Doña Joaquina que lloraba desconsolada junto al cuerpo, la anciana musitaba –¿Pero quién le apagó la luz? A ella le gustaba dormir con la luz encendida.

 Szív Márquez

26 jul. 2013

Había sido un sueño, estaba totalmente segura.  Sonrío divertida un rato hasta que vio el cuaderno con instrucciones escritas sobre la mesita... su corazón se aceleró.

Szív Márquez

25 jul. 2013

LEÍDO EN UN LIBRO DE HISTORIA GALÁCTICA EN EL PLANETA VENUS.

Hace 13,000 años, en medio de una guerra mundial que acabó con la mayor parte de la población del planeta Tierra, los hombres descubrieron el elemento X.  Con el tiempo aprendieron a utilizarlo e inventaron naves para surcar el universo.

El elemento X es de una sensibilidad extrema, incompatible con acero u otro metal, solo funciona con elementos orgánicos esencialmente con madera de pino, de ahí que en la mayor parte de los planetas actuales exista este tipo de flora. Gracias al elemento X el hombre pudo desafiar la gravedad, al combinarlo con la sustancia omega encontró la forma de respirar fuera de la superficie terrestre.

Las primeras naves para surcar el cielo tuvieron estructura de barco, en forma de góndola como la que se muestra en el museo de historia interplanetario en el planeta M7135ZV 

Una de las primeras vías que abrieron, los llamados exploradores del universo (hombres encargados de experimentar con el elemento X) fue poblar la luna, un pequeño satélite situado cerca de la Tierra. Con el tiempo, miles de naves salieron de la Tierra y se distribuyeron por toda la galaxia. De ahí que el nombre de Vía Lactea (como la llamaban sus antepasados) haya cambiado al de Galaxia de X.

Szív Márquez


 

16 jul. 2013

Canto



Escribe, escribe...
          que tu voz vuele sobre la blanca montaña
matizando  colores.
                       profundizando  el
                                                   espacio
                                                            infinito.

Atrapa las palabras en cada estrella.


Escribe, escribe...
como si te fuera en ello la vida
escucha la fuerza de cada palabra
el susurro,
            los silencios,
                             la marcha.
Contempla  en la página
                   el canto furtivo del sol.
                            la mirada intermitente del universo.

Mira como gota a gota

            florece en los ojos la flor plateada.

                                                  ¡El canto de la vida!


 

5 jul. 2013

Viaje

Hoy decidí que mi transporte sería una gigantesca águila blanca, pronto me remontó al cielo.  El viento agitaba mi ser, me sentía tan liviana y feliz volando entre vapores de agua... ¿Sabían que en el cielo el tráfico es controlado por el guiño de las nubes? De repente  el águila dio vuelta en U y tuve que sujetar muy fuerte su plumaje. Sonreí. Mi ciudad era solo un punto allá abajo. Rebasamos un águila, dos, tres...  empezó a llover.¡ Qué felicidad! Me vi envuelta de pequeñas esferas multicolor. El tiempo se detenía iluminado por música cósmica. Entonces el águila lentamente se posó en la tierra.

Szív Márquez.


http://elcoleccionistadeaguilas.blogspot.mx/2013/10/viaje.html 

24 jun. 2013

Ser...


Por primera vez sintió el aire y el aroma del mundo... sus ojos no podían creer lo que observaban
el cansancio, dolor, preocupación y alegría en cada rostro formaban una red multicolor a su paso. Los percibía como si cada cuerpo, ojo, mano y pies   fueran al mismo tiempo su propio cuerpo,  ojos, manos y pies.   Entonces experimentó un gozo profundo, ancianos y niños, hombres y mujeres existían, estaban ahí... eran su familia.

22 jun. 2013

Fotografía.


Un día cerré los ojos
buscando desligar de la memoria el recuerdo.
Entre el tintineo y la luz verde que rodeaba el espacio
encontre tu rostro sonriendo.
Atrapé esa alegría bajo la cornisa de cristal,
escuché un rugir de olas.
Tu voz leía poemas para mi.
La estampa quedó ahí, en algún punto del planeta.
Después un silencio color suspiro inundó el mundo de azul.
Abrí los ojos, el mar cubría mis pies...
en la arena, tus huellas...

Szív Márquez.
 

16 jun. 2013

¡FELÍZ DÍA DEL PADRE!



Un día, en la claridad de un río descubrí que soy tu voz desplegando
el gusto por la poesía y la danza,

miré mis ojos y te encontré en ellos ávido de lecturas y estrellas.
He sorprendido al oído deleitándose con los arrullos del violín y la guitarra.
Ahora comprendo: El camino al universo es ir revelando las huellas que has dejado
para mi bajo el sol o la lluvia.
¡Te amo Papá!

 Szív Márquez

14 jun. 2013

"La palabra está viva... nació entre sueño y realidad. A veces se entretiene entre las nubes, otras aterriza en la Tierra logrando crear universos infinitos." Se guardó la nota, una pureza de luz acababa de entrar a sus ojos.
 
  Szív  Márquez.

30 may. 2013

Hombre de mar.


"...y en botella al mar lanzó manuscrito a expensas que alguién encontrase su alma,
en la esperanza de salvarla y detenerse en angosto camino para descansar,dormir,
bucear en algún sueño donde el resto de su vida al Sol,pudiera pasar.
Save Our Soul"
Roger Casadesús

Unas huellas va dejando,
en el umbral de las puertas
sin prisa y con sal.

El viento, cómplice amigo trae pronto su canción.

Levanto la nota y recuerdo
       al extraño que alguna vez
                         lanzó una botella al mar.

Szív Márquez.
 

28 abr. 2013

M7135ZV

A veces, se veía a sí misma a través de los siglos... el espacio y tiempo desaparecían. Se contemplaba dentro de una extraña casa en un desconocido mundo. Un día escuchó a sus labios decir aquella pregunta que tanto había rondado en su cabeza: ¿Y si mis sentidos engañan? ¿y si sólo estamos flotando en este espacio? ¿Y si lo sólido no es tan sólido? Si la mente es quien crea la realidad entonces los locos de M solo viven su propia realidad, una realidad alterna... (mientras pensaba, Lim contemplaba con mucha atención la rosa de cristal que había brotado en el jardín) La arena verdeazul era muy fértil, una brisa azulada con chispas plateadas corría en ese momento. Cerró los ojos, para los residentes del planeta M7135ZV eso bastaba para percibir luz, aire, sonido, incluso sentimientos. Cuando los abrió un destello plateado florecía en sus ojos...

Szív Márquez.

10 abr. 2013

Espiral



Camino, entre la estela plateada
un paso, dos...
Me detengo. Contemplo el horizonte.
Observo mis estrellas,
escucho su canto.
Avanzo otro paso, dos...
Me admira la estructura
moléculas y átomos.
La lluvia, una gota, dos...
El oxígeno entrando en mi.
La vida  parece abrir
una puerta, dos...
El girasol floreciendo,
la semilla que nace,
un latido, dos...
El sol resplandeciente.
Ha pasado el tiempo.
Un siglo, dos...
La espiral continua,
aquí, hoy,eternamente
una vida, dos...
 

Szív Márquez...

 

20 mar. 2013




Porque el Sol es Sol y el Cielo es Cielo..
el granizo cae, entre el púrpura níveo.
Hoy que todo es nítido, desciende el espejo...
ante la ventana de szerelem, la propia eternidad.
No puedo decir atrás si es delante,
El tiempo ya no escapa... fuera de la verdad.
En mi  última agonía, atrapando el oxígeno comprendo: 
No podré quitar lo salado al mar...

Szív Márquez.











Canción.



Cuando el silencio absorbe la fragilidad del alma
y  la lluvia es acorde que baja a la tierra.
Observas el girasol nacer de tus manos
 la forma en el tiempo, las huellas, el canto...

Cuando se disuelven las horas
en el vaso temporal agitado por la vida.
Y no puedes añadir momento al momento
la respiración al segundo...

Cuando el mundo se convierte
en una sinfonía de ininteligibles voces.
El torbellino arrasa la materia.
Reinado de plástico derritiéndose ante el sol...

Recuperas de pronto una canción de letra olvidada:
"No hay mejor vestido que tu piel,
Ni mejor lámpara que tus ojos.
Mayor segundero que tu corazón.
Ni mejor armonía que tu voz. "

Cuando el silencio absorbe la fragilidad del alma
y la lluvia es acorde que baja a la tierra.
Observas el girasol nacer de tus manos
la forma en el tiempo, las huellas, el canto...


Szív Márquez.


Atrás quedó el otoño y la oscuridad de tu alma.
No más azules sombríos.
Desato el velo rojo y me sacudo la hojarasca de mentiras.
Hoy marcho a mi utopía.
Andaré descalza, vistiéndome de cielo.
Escaparé de tu vista,
Viajaré entre el viento convertida en mariposa de luz.




Szív.

10 mar. 2013

Yo quiero ser así.





Agradecer por un nuevo día sea de sol o de lluvia.

Levantarme con más fuerza de mis caídas,
andar por la vida con paso firme y visión de águila.
Guardar silencio cuando deba hacerlo y
hablar solo en el momento necesario.
Tener Fe, una Fe tan grande como la tuya que hace vibrar a la vida y dejar atrás enfermedades.
Continuar luchando hasta el final de mis días por lo que
creo y pienso.
Tener la fuerza y alegría de tus años.
Y en mi cumpleaños 96 bailar como hoy lo hago contigo el vals Alejandra, mi querido abue!!!




6 mar. 2013

DRAGONES

No es fácil domar al dragón. Dímelo a mi, recorrí mares, subí a la montaña más alta volví a mi paraíso y ni asi.No es fácil  atarlo. En cuanto lo intentas te llena el rostro de hollín, y te intoxica con azufre. Alguna vez me fuí al desierto, pase tormentas, creí asfixiarme entre la arena. Y ni asi.

Hasta que un día, el dragón se topó no con uno, sino con cinco dragones más... la lucha fue mortal, aquellos dragones habían recorrido tambien mares, montañas, desiertos... solo así cedió un poco  y pude atarlo.

De vez en cuando intenta soltarse, pero lo mantengo asegurado bajo siete candados, en la torre más alta de un castillo que llega hasta las nubes. Es mejor así, porque al asomarse a la ventana solo mira las nubes y no se da cuenta de lo que sucede abajo.

Apenas ayer, vi a un dragón pequeño correteando a su dueño. Qué cosa más curiosa, aunque algunas personas me dicen que esto no es sorpresa: Tenemos una plaga de dragones en la aldea.


Szív Márquez.

22 feb. 2013

Entonces se encaminó a la montaña, y encontrando ahí al Ermitaño le preguntó: - Cuando uno ha alcanzado las estrellas precisas y las ha colocado en la diadema. ¿Qué sigue?...
Él contestó- Mi querida niña, cuando se ha logrado alcanzar las estrellas justas que requería la diadema, nos queda subir de nuevo a la barca, poner la brújula al norte... al este no, porque muchas embarcaciones se han perdido queriendo buscar un atajo. Y navegar... hasta alcanzar la fuente de luz.
Así que Mary, subió de nuevo a la barca, puso la brújula al norte y dejando un haz de colores a su paso emprendió de nuevo el vuelo al universo...


SZYV MÁRQUEZ.

20 feb. 2013

Szyvdiccionario.



Agujero negro: Esa persona que siempre anda de mal humor y ve la forma de echar a perder la alegría de los demás.

Dolor humeante: Dolor agudo.

Focalizar: Dejar la poesía de lado, recortar un poco mis alas... vivir más en la tierra y quitarme el vestido de cielo. Olvidarme de perseguir estrellas y poner en mi rostro un velo negro...

Hojarasca: Tristeza, dolor humeante.

Libros: No voy en tren, voy en avión...

Lluvia: Alegría, si está acompañada de música mucho mejor.

Mundo: (Los contrarios) blanco y negro, el cielo y el infierno, guerra y paz, odio y amor...

Poesía: Mi alimento, el pulso de la vida.

Vida: Libertad, pasión, entrega.



Universo: Cada una de las personas que habitan el planeta Tierra.

25 ene. 2013

No me llames escritora...


No. Yo no escribo poemas, no soy buena con la prosa, tampoco con la rima...No. No me llames escritora.

Yo solo puedo expresar lo que mi espíritu observa al cruzar una calle, una sonrisa, unos ojos, la armonía de las voces, un paisaje entre el azul y el magenta.

Si supieras lo que veo: El Universo en la Tierra. Te maravillarías de los colores, las nebulosas y el polvo de estrellas.

A veces cuando te miro a los ojos, veo constelaciones y planetas. Toda una potencia en desarrollo, un Ser de Luz, un Sol, una Estrella.

He visto cometas pasar, y ángeles con trajes dorados en la acera. Sí. Al salir de casa toco Universos y Estrellas. Algunos con estelas azules, doradas, naranjas, verdes... pocas veces encuentro oscuridad en alguna existencia. Cuando esto sucede mi corazón entristece, un dolor se apodera de mi pecho, la voz se ahoga, el aire me falta y debo alejarme porque temo morir de asfixia ante la pena. Por fortuna son pocas las personas con tanta oscuridad dentro de ellas. Agujeros negros que puedo sentir de una a otra acera.

En ocasiones, al andar en taxi me gusta ver el semblante de quienes van a mi lado y los que andan afuera. El sonido de la voz es música tocando puertas. Tengo mis timbres de voz preferidos guardados como postales en el recuerdo del oído.

Volviendo al tema te digo que No. Yo no soy escritora.
Solo te cuento lo que mi espíritu observa... Si tu supieras...

Szív Márquez.
Estando en altamar, la brújula se rompió.
El sol se burló y sin piedad evaporó unas lágrimas.

Con uno de mis cabellos trazó la nube...
otra  hebra sirvió para rasgame el corazón.

El mástil de mi propia embarcación
fue su  herramienta de tortura.

Así ante la tormenta
pronto se alejó...

Cerré los ojos cuando las olas agitaron
el barco...

No hubo plegarias...
solo corales y estrellas de mar.


Szív Márquez.















14 ene. 2013

Condiciones emotiosféricas


Condiciones emotiosféricas para el día de hoy: Se prevé una mañana soleada con precipitaciones de versos, viento alegre del sureste de 10 a 15 carcajadas por hora. Tarde sin probabilidad de lluvias.

Bajo la lluvia...



Me busco entre la lluvia
y de pronto...
no me encuentro.


¿Y mi sombra?
¿Dónde ha quedado esa fuerza
que hasta en sueños
me perseguía?


Entre gritos de angustia
he gritado: ¡SZÍV!


Pero mi Szív no escucha.
Se me escapa la magia...
y los ojos no entienden.


A las 24 hrs.
el oído se agudiza
los sonidos me invaden.
En el reloj resuenan los
engranes


Y el sueño se convierte
en pesadilla...
ladrido de perros en la
noche oscura.


Escaleras que suben y bajan,
pasos que corren,
hojas de árboles que caen.


Me busco entre la lluvia
y no me encuentro.


Voces entre finos cristales
acordes armoniosos
en un cielo dorado...


Un camino de luz
abriéndose a mi paso.


Allá... bajo la lluvia
quedó mi cuerpo.


Szyv Márquez.