5 nov. 2017

Todo bosque, todo cielo.

Las paredes son un bosque
el techo un cielo
yo, habitante de un planeta pequeño.
Todo bosque, todo cielo.

La calle es un río que corre,
La ciudad y su centro,
luz y misterio.
Todo bosque, todo cielo.

El arte...
la esperanza de un pueblo.
Todo bosque, todo cielo.

Szív Márquez.

10 sept. 2017

Rumor...


Allá en el horizonte, entre el mar y el cielo
allá,  donde tus pasos no llegan
aún cuando caminas cerca de la arena...
Llama una voz grave con tanta fuerza
que las ondas parecen manos
lanzando con energía una cuerda.

Las caracolas bailan en la playa
entre un rumor de aves...
ante la oscuridad del firmamento.

Szív Márquez

 

6 ago. 2017

Tres versos eran suficientes para alimentarme. Yo amaba su poesía... hasta que alguien le sugirió vertir tres gotas de veneno por cada verso...
A él le pareció divertido y lo hizo... El veneno penetró tan profundamente en mi ser que empecé a disolverme: Primero desapareció mi cuerpo, después mi voz que fue dejando ecos a su paso... Por úlltimo mi memoria.
Szív Márquez 

4 jun. 2017

Eternidad

Ayer es el segundo que acaba de terminar
Los minutos en los que hemos compartido ideas,
es el espacio de tus sueños bajo la luz de la luna
las manecillas que han dado vuelta a un reloj.

Ayer puede incluso ser un arrebato de la mente
bajo la vista de Orión,
o la mirada serena que te atrapa...

Ayer, una voz envolvió al espíritu
bajo la consigna de un cielo azul.
Llamando al mañana: Hoy, estampa de eternidad.

Existe una playa donde el tiempo no tiene inicio ni fin.
Las caracolas andan entre  arena blanca
y las almas comulgan conscientes de su inmortalidad.

Szív Márquez







 

3 jun. 2017

Un recuerdo

Me había acercado a aquél grupo con la intención de despedirme, entonces escuché los comentarios acerca de la importancia de educar a la gente para que ésta lograra valorar el quehacer cultural. Un hombre de barba gris, gafas oscuras, alto, delgado y con aire europeo comentó que era necesario realizar actividades culturales de forma sistemática... escuchar su voz fue como despertar de un letargo, la armonía de sus graves trajeron un recuerdo. Lo miré fíjamente. -No, no es po...sible- pensé. Y mientras el grupo continuaba hablando del tema me acerqué a él solo por quitarme la duda y dije: -Usted se me hace conocido. En ese momento bajo sus gafas, me miró con sus ojos de llama -Puede ser- contestó sonriendo. Mi tiempo se acortaba así que me despedí pronto del grupo. - Adiós maestra- pronunciaron sus labios, pero el mensaje a mis oidos fue "Por aquí nos estaremos viendo". Y para mis adentros exclamé: ¡Fantástico! aparte del tiempo que debo ahorrar, ahora debo preocuparme por una prueba más. Hacía más de diez años que mi ángel de la guarda no me visitaba.

Szív Márquez
Caminamos

Uno a lado del otro
con pasos firmes, avanzamos.
Vamos entre la luz del día
sin detenernos.
Llevando suficientes provisiones.
De vez en cuando descansamos un poco...
Hidratamos el cuerpo bajo un árbol.
Andamos sin volver la vista atrás.
Recorriendo un camino de luz




Szív Márquez
 

20 mar. 2017


Se me escaparon las palabras,
al transformarse en energía
por la premura del tiempo...

Szív Márquez.

9 mar. 2017

Melodía...


El tiempo deja escuchar un canto entre el nacimiento y la muerte.
Una canción...
Me detengo un instante... corrijo en el pentagrama...
anoto un silencio.
Vuelvo a cantar la melodía mientras camino.

Szív Márquez






 

23 ene. 2017

Tiempo cuántico.



El reloj da marcha atrás
Las calles traen recuerdos a mi paso,
en los coches las melodías encuentran una espiral infinita.
Mis ojos miran la ciudad de ayer  convertida en hoy.
El tiempo oportuno.
El tiempo.
En esa línea que aparenta no retroceder... aparece un espacio
único, mullido, irrepetible.
El reloj da marcha atrás.
Hasta enero con su disfraz de verano cuando aún es invierno
me dice que el tiempo está en retroceso.
Tiempo para corregir,
tiempo para escuchar un pulso.
Para aprender a manejar las claves,
para cantar la melodía única.
El reloj está en retroceso
hay una conspiración cuántica.


Szív Márquez.







 

20 ene. 2017

Transfiguración


Cuando mi ser se divide en 24 fracciones de luz
múltiples ojos salen de mi cuerpo...
ojos que miran críticamente
hacia afuera y hacia adentro.

El tiempo desaparece cuando el segundo se convierte en sol,
ya no existen los minutos en la escala.

El espacio se vuelve infinito, y mis manos unas veces parecen de arena, otras
de agua, de sol  y de viento...

El ayer, hoy y mañana se combinan en una sola llama.

Szív Márquez








15 ene. 2017

Domingo 15 de enero.

La mañana
la neblina
una calle...
poca gente a las siete de la mañana.
Las flores naranjas,
los árboles, las ardillas...
algún coche por la calle
el silencio en las baldosas
la señora con su rebozo
el joven y su prisa
las nubes, el cielo con su promesa de sol.
El viento y su sabor a marzo.
La conciencia del espíritu.

(A pesar de la lista de pendientes,
mi mente dice que es tiempo de sol, playa y arena)



Szív Márquez