26 nov. 2015

¿De qué color es la angustia?

Debo salpicar la hoja y hacer un despilfarro de palabras.
Ante la mudez de mi boca
la hoja digital se va poblando de imágenes,  gritos,  angustia.
Ni siquiera puedo escribir una palabra soez.
Pero al menos, al menos la angustia desaparece.
Necesito sacar las imágenes y los gritos, el ruido del motor de los helicópteros,
la visión de los cascos...
Aquí están sacudiendo la hoja, gritando frenéticamente,
Mirando con sus ojos llenos de rencor, con la frialdad de quien ha convivido muy poco
con sus semejantes.
¿De qué color es la angustia? yo solo puedo ver una mancha de pintura color mostaza
resbalando a cielo abierto.
¿De qué color es el temor?  frío,   como una mecha morada, cayendo sobre la tierra.
Evito el color rojo, las palabras frías y angustiantes  no pueden llegar a nivel de terrorismo.
Al menos no en esta hoja digital en la cual he vaciado solo algunas palabras.

Prefiero imaginar que pronto, la única frialdad que pueda sentir sea la lluvia con sus colores de invierno, regalando paz y pureza a mi cielo.

Szív Márquez

Caos

Podría gritar piedras ante el caos en mi cabeza.
Un flujo espeso brota, al chocar ante la realidad,
el cielo se llena pronto de una densa niebla color mostaza.
Pero no hay voces, ni sonidos en mi.
Solo una impotencia infinita,  ante la fuerza brutal.
No hay palabras, solo una sensación de desconcierto...

La vaguedad, la ambigüedad manifiesta que deja el cielo muy cerca al infierno.
El descaro, el rostro del dragón cercano.
Gritos, voces, pies que corren, el golpeteo del miedo por unos instantes...
En el aire azufre y fuego.
Cascos y trotar de caballos.

Szív Márquez