6 may. 2015

Hija del tiempo...


Yo soy la hija del tiempo y entre milenios navego,
respiro el aire de los siglos, juego dentro del laberinto del misterio.
A veces, me visto de rojo y camino en medio del desierto,
me sumerjo en un mar de leyendas, mitos, sueños y silencio.

En mi ser hay dos espejos reflejando el universo.
He visto batallas, castillos,sueños, estrellas, caracoles, esteros.
Escucho el grito de las piedras, el  sollozo de los ríos, el S.O.S. de los hielos;
el secreto  que entrega el aire mientras el agua sumerge recuerdos.

Yo soy la hija del tiempo: aire, fuego, agua, tierra, movimiento.
Semilla oculta en el sendero con mi vestido de fuego.
Bailo de forma incansable, pies desnudos sobre el cielo...
El movimiento encarna  reclamos, mares, utopías, delirantes voces y unos versos.


Szív Márquez.














3 may. 2015

Telescopio

Construí un telescopio con las hojas del calendario. Es un mecanismo único, hasta hoy alcanza una distancia de siete meses y 10 días. Gracias a su enfoque de 223.08 días puedo mirar con claridad el universo de ayer. Encontré gracias a este instrumento maravilloso unas manchas ilusorias  alrededor de verdades. Es curioso, entre más segundos, más detalles. Debo confesar mi asombro al observar a la distancia de 7 meses 10 días el planeta de la verdad camuflada.  A 90°sur  encontré la constelación de vanidad, más adelante a unos 180° estaban soberbia y maldad. Sonrío al recordar que sin este instrumento creí mirar claramente mi universo. He felicitado al tiempo, por regalarme el primer segundo hace exactamente 7 meses y 10 días.

Este día, por fin terminé de construir el maravilloso artefacto,  de ahora en adelante deberé ir ajustando el enfoque de acuerdo a los segundos y los días. Esta pieza única me ha regocijado tanto que hoy me he declarado hija del tiempo
.

Szív Márquez.